9.2.07

Prudencia y respeto

La familia de Érika Ortiz pidio tras conocer el fallecimiento "prudencia y respeto". Y ha faltado tiempo para que todos los medios de comunicación, sin excepción, se hayan lanzado como aves de carroña a debatir sobre su depresión, sobre el trabajo de su anterior pareja sentimental, sobre su manera de llevar la fama adquirida de golpe. La prudencia no significa dar rodeos para no decir la palabra suicidio, ni el respeto equivale a poner cara de lástima antes de dar paso a la publicidad.
La muerte de una ciudadana española ha servido otra vez de alimento a las aves de rapiña que nos sirven de informadores. Así nos va.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal