24.5.06

Héroes con pies de barro


No hay deporte en el mundo más sacrificado que el ciclismo. Ninguno. Yo mismo he estado en etapas de alta montaña y he podido comprobar cómo el sufrimiento de cada deportista se refleja en su cara, como su sudor va regando la interminable carretera que les conduce a la cima, para volver a bajar, y subir, y bajar...
Un deporte como este, unos deportistas como ellos, no merecen que su nombre se salpique por culpa de los indeseables del dopping. Son muchos palos ya que han dejado al ciclismo bajo sospecha. Y ahora, otro más. Los profesionales honrados -estoy seguro que la mayoría- deben tirarse de los pelos ante tanta aberración. El deporte no es victoria a cualquier precio. Pero eso algunos lo han olvidado por el camino.

1 comentarios:

A las 1:18 p. m. , Blogger Ricardo Nieto ha dicho...

Majete el blog.

 

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal